martes, 14 de mayo de 2013
























Un día te levantas, y lo vez todo demasiado claro.
La  realidad te pesa en los hombros, y arde en la garganta.
Sales a la calle y todo es gris, no un gris oscuro, ni uno claro, neutral, gris.
De repente el mundo parece muy grande, mas de lo normal, o mejor dicho, te sientes pequeña, como un simple punto en un cuadro de colores.
Empiezas a caminar, sin saber a donde, sin un destino,como una bala bala perdida que sigue buscando su rumbo.
Empiezas a pensar, en todo, en todos, en el.
De pronto vez que no estas donde deberías estar, o no donde creías que estarías.
Te lo replanteas todo, todo lo que hiciste y dejaste pasar, las veces que perdiste y las pocas que conseguiste ganar.
Entonces asimilas el tiempo, vez lo rápido que cambia el mundo, las personas, las situaciones.
De repente vez que diferente es la vida, sientes esa vejes en el corazón, ese tatuaje de vivencias.
Miras atrás y te arrepientes de no haberlo echo mejor, aun que en el fondo no cambiarías nada, sin embargo cada día deseas poder volver, a ese tiempo en el que eras tan jodidamente feliz, pero no lo sabias.
hoy me levante y pensé en ti,en todo lo que debí hacer y no hice, en que feliz era y no lo aproveche, hoy me desperté con ganas de ti, con ese sabor en la boca de necesitar tus labios, me levante pensando en nosotros y te eche un poco mas de menos Juan...
Ojala pudiera volver y hacerlo mejor...




4 comentarios:

Pandora dijo...

Precioso.



Un beso desde Edén:
http://losdeliriosdepandora.blogspot.com

alejandra blumsmore dijo...

Gracias :) igualmente

sawako kuronuma dijo...

me identifique con lo que escribiste ,

alejandra blumsmore dijo...

:)